lunes, 28 de mayo de 2012

SOTERRANYA INDENTIFICA HASTA OCHO PUNTOS NEGROS EN EL CARRIL BICI TORRENT-VALENCIA.


Escasa señalización , falta de visibilidad en algunos cruces, errores en el trazado, mal estado de la calzada… estos son algunos de los problemas que ha encontrado la asociación Col.lectiu Soterranya en el carril bici que une las poblaciones de Torrent y Valencia, una vía por la que cada jornada circulan cientos de ciclistas y que da servicio a diferentes poblaciones, además de a Torrent, Picanya y Paiporta, también a los usuarios que vienen desde Picassent o Alcasser por el vial ciclista paralelo a las vías del AVE.

“Han sido muchas las quejas referentes al carril bici las que hemos recibido en nuestra Asesoría Comarcal de la Bicicleta y la Movilidad Sostenible, un servicio desde donde Soterranya  intenta dar respuesta a las dudas, sugerencias y las quejas que nos llegan de usuarios de la bicicleta en la comarca” nos aseguran miembros de la asociación.

Falta concienciación o de interés, de muestra un botón. Las obras del paso elevado del AVE que salva la CV-36, han supuesto un grave problema para los usuarios de la bicicleta pues los cimientos del puente ha limitado la visión en un cruce, donde como nos aseguran desde Soterranya “es necesario situarse en mitad de la carretera para poder ver si viene algún coche pero es un problema que tiene fácil solución con la instalación de un espejo parabólico que elimine este ángulo muerto” Y así hasta ocho son los puntos negros que Soterranya ha identificado en todo el trazado y para los que existe solución con una inversión mínima.

Desde Soterranya nos comentan que ya han comenzado los trámites para iniciar conversaciones con las diferentes administraciones implicadas en la conservación del carril bici para poner solución lo antes posible a estos problemas a los que tienen que hacer frente los ciclistas de l’Horta Sud en sus desplazamientos diarios a Valencia.